domingo, 26 de mayo de 2013

Todavía las tengo (Piedritas)

La fuerza nos alcanza para atajar los granos de la playa. Ahora, justo en ese instante, me olvido de tener hambre. Te preocupas del pelo y por saber en dónde estoy. Se ríen los idiotas. Somos idiotas. Me levanto y salto charquitos que más tarde no van a estar. Llego a vos y me olvido. El aire diferente. El sonido del mar: Pronto, los brillos de los granos de arena pegados en la piel se van a confundir con las estrellas de la noche, que no es nuestra. Nunca lo va a ser. Después, me regalas cinco planetas, y la fuerza no me alcanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario