domingo, 26 de mayo de 2013

La enajenación de los personajes

Me es imposible acallar la voz del autor. Me es quimérico apagar íntegramente la realidad de donde surgen las ideas porque terminan siendo personajes mujeres y hombres o cosas con personalidad y personificadas. Sus realidades se componen con mi propio pulso, latido permisivo de dos galaxias que chocan y se devoran, fusionándose en una existencia única tanto más misteriosa que en su comienzo. Veo que esto se manifiesta en las necesidades de aquellos protagonistas, en las decisiones que toman y hasta logra permear en lo que piensan; notable es la comparación cuando algunos de nosotros protestamos, creemos y pedimos a en un ser superior que decide por nosotros entre el bien y el mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario