miércoles, 29 de mayo de 2013

Crescendo — Cristian Cano y Guillermo Vidal


—Tengo un soldadito —le refregó Milos.
—Y yo tengo la Espada sagrada —le mostró Manuel.
—A mí me trajeron Los Dino-plativolos del espacio exterior.
—¿Y qué? —dijo Manuel—. Mi mamá me regaló un cañón láser que dispara caramelos grandes.
—Ah, yo tengo un auto que anda sólo y carga nafta sólo y saca unas alas y vuela re-alto, más que todo.
—Mmm, —desesperó Manuel—. Mi papá trajo una jaula grande de jubuetes y otra más grande, y yo voy a dormir con los jubetes.
—Pero el mío, me va a llevar a un país donde la gente es mala y les va a enseñar a ser buenos y a obedecer.
—¿Mami, no es cierto que papa va a construir un jubuete para hacer explotar cosas y entonces todos le van a hacer caso?
—Tesoro te dije que no hables del trabajo de papa con los vecinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario